viernes, 12 de noviembre de 2010


"No para todos los juegos y no todos los meses, pero la gente está dispuesta a pagar en internet".

Así lo exponen desde la empresa madrileña Zed. La reconversión estratégica que se han planteado está basada en varias conclusiones:
1.El mercado tradicional del videojuego está muy saturado, no así el del ' videojuego social '.
2.La inversión necesaria en este segundo caso es menor
3.Es más fácil segmentar mercados
4.La cultura freemium puede ser altamente rentable e impulsar plataformas publicitarias bien definidas
5.Confían en que el futuro del entretenimiento parece ser social.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada